La Ley de Prevención establece obligaciones muy diferentes para empresas o autónomos con trabajadores contratados (por cuenta ajena), y para autónomos sin trabajadores (pueden incluirse aquí Sociedades Mercantiles sin trabajadores contratados).

Actividades preventivas exigibles a autonomos

Un autónomo solo debe tener realizadas algunas actividades preventivas, en caso de ir a trabajar contratado por otra empresa (esta empresa tiene obligación de cumplir con el art. 24 de la Ley de Prevención, de coordinación de actividades empresariales, y por ello, debe solicitar a cualquier autónomo que subcontrate cierta documentación de prevención).

Estas actividades son:

  • Curso de formación en prevención de riesgos de su actividad (importante: la legislación no define en ningún caso una duración determinada de dichos cursos).
  • Evaluación de riesgos (informe donde se identifican los riesgos de accidentes, y las medidas de seguridad que adoptará para evitar dichos accidentes) de su actividad profesional.

Estas son actividades puntuales: se realizan una vez, y no caducan)

Otras actividades preventivas

La empresa contratista puede, de manera voluntaria, añadir exigencias preventivas en el contrato mercantil con el autónomo. Las exigencias más exigidas suelen ser:
  • Realización de reconocimiento médico de Salud Laboral, e informe de Aptitud.
  • Realización de cursos de prevención de una duración o contenidos determinados (se solicitan cursos que duren 8 horas, o que cumplan con el Convenido de Construcción, etc).
  • Disponer de contrato de Servicio de Prevención (contrato vigente durante 1 año, renovable).
Un autónomo no tiene obligación, por Ley, de realizar estas actividades, pero si se lo exigen, se lo presupuestamos.
Realizamos presupuestos de manera modular, de manera que si a Ud. le obligan tener alguno de estos servicios adicionales, siempre aprovechará lo realizado y pagado anteriormente con Ergasia.